Celulitis, la enemiga número uno

Celulitis, la enemiga número uno

Ojalá en nuestra en la vida cotidiana, pudiéramos usar uno de esos filtros de Instagram, para hacer que nuestra piel fuera perfecta.

Cuando miramos una revista, buscamos con afán, que la modelo de las fotos no sea tan perfecta, el photoshop hace milagros.

La realidad, es que son muchos los defectos o imperfecciones, a los que nos enfrentamos y que en mayor o menor medida nos pueden afectar, pero la gran enemiga es ella.

Celulitis es la palabra, con la que conocemos la acumulación del tejido adiposo, en distintas zonas del cuerpo. Normalmente en el abdomen,caderas, brazos y piernas son las zonas donde pueden aparecer, estos nódulos de grasa.

Las causas pueden ser de distinta índole, aunque los problemas circulatorios, de retención de líquidos y sobre todo hormonales, estarían entre los destacados.

El sobrepeso no tiene que ir siempre unido a la celulitis, en personas delgadas incluso fibrosas, puede aparecer y personas con exceso de peso, no tienen obligatoriamente que tener.

El que una de las principales causas, sea la actividad hormonal estrogénica, hace que afecte en mayor número a mujeres. La adolescencia, embarazos y menopausia son las épocas de más convulsión hormonal, de ahí que sean críticas para la aparición, de esta grasa localizada.

Una vez que aparece es complicado y costoso deshacerse de ella, por eso lo mejor es prevenirla.

La ingesta de agua, es una de las mejores formas de lucha, la retención de líquidos es perjudicial para muchas cosas, pero sobre todo en el caso que estamos tratando.

Bajar la cantidad de sal en las comidas, tomar alimentos que tengan como cualidad el efecto depurativo, como las alcachofas, la piña o espárragos. Zumos de cítricos, que nos aportarán vitamina C y productos que contengan potasio: plátano, frutos secos, aguacate, fresas…

Huir del sedentarismo, intentar caminar, subir y bajar escaleras, nadar, un paseo en bicicleta, son pequeños actos que pueden proporcionarnos, una gran ayuda en la prevención.

Exfoliar la piel, activar la circulación con agua fría y usar aceites naturales para masajear las zonas más expuestas, puede disminuir también el riesgo de sufrirla, sobre todo en las épocas más críticas.

En ciertos momentos y por ciclos normales, solemos tener mayor retención de líquidos, nosotros lo notamos, se nos hinchan las piernas, las manos, sentimos nuestro abdomen distinto y eso nos puede pasar factura, una bebida drenante puede ser muy útil en esos días en concreto.

El tabaco, exceso de cafeína y alcohol son como en la mayoría de casos, incompatibles absolutamente.

Si no hemos conseguida prevenirla y ya ha aparecido la piel de naranja, hoyuelos o bultitos, nos tocará luchar contra ella y para ello hay que cargarse de paciencia y constancia.

Encontramos distintos tipos:

  • Celulitis edematosa, en esta vemos esa variación de la piel, que solemos llamar piel de naranja. No es dolorosa y suele estar localizada en los muslos o nalgas, su causa principal es la retención y se da en personas jóvenes, con lo cual no tiene nada que ver con la flacidez.

  • Celulitis blanda, las víctimas en este caso son de mayor edad, habitualmente sedentarios y con una alimentación no del todo sana, o idónea. Habitual también en personas que han variado mucho de peso, puede ir ligada a otro tipo de problemas como hipertensión o colesterol.

  • Celulitis dura, viene marcada por una mala alimentación, cambios hormonales muy bruscos, problemas de oxigenación de la piel etc. Puede ser dolorosa y es más complicado hacerla desaparecer.

Ya son muchas las técnicas que se usan, para intentar hacerla desaparecer, la investigación ha tenido grandes avances y en muchas ocasiones tienen un porcentaje muy elevado de éxito.

Ozonoterapia, mesoterapia, electrolipólisis, liposucción o  lipoescultura, son algunos de los métodos a los que más habitualmente se recurre, pero no todo vale.

El asesoramiento médico es fundamental, un dermatólogo debe ser quien opine sobre el grado y el tipo de celulitis, quien aconseje el tratamiento, adecuado a cada caso y por supuesto, en que manos nos debemos poner.

Sin entrar en este tipo de tratamientos agresivos, nosotros podemos usar cremas, que nos ayuden a hacerla desaparecer.

Es muy beneficioso, para deshacer esos nódulos de grasa, masajear la zona con guante o rodillo específico y hacerlo a diario.

Ni en una semana, ni en dos, acabarás con ella, pero mejorar y ganarle la partida es posible.

Ponte manos a la obra, tu piel lo agradecerá.



Publicado el 24/09/2018 0 41

Dejar un comentarioDejar una respuesta

Debe estar logado para postear un comentario.

Categorías del blog

Últimos comentarios

No hay comentarios

Buscar en el blog

Anterior
Siguiente

Sin productos

Será determinado Envío
0,00 € Total

Comprar