7 consejos para cuidar tu pelo en verano

7 consejos para cuidar tu pelo en verano

El cabello es un elemento muy importante dentro del cuerpo: debemos prestarle la atención que merece, sobre todo, con la llegada del verano. El calor, los constantes remojos en aguas cloradas o saladas castigan constantemente nuestro pelo y, si no lo cuidamos especialmente en estos meses estivales, corre el riesgo de enfermar y deteriorarse de manera notable.

Así pues, si no quieres terminar el verano con un cabello sin vida, ausente de brillo y con las puntas abiertas, tan solo tienes que seguir estos sencillos consejos que te ofrecemos a continuación:

  1.        Córtate las puntas cada dos meses: Un pequeño corte de unos 5 centímetros puede hacer maravillas tanto si tienes el pelo largo como corto. Podrás observar cómo los extremos de tu cabello (que son las zonas que más muestran los desperfectos) se sanean completamente.
  2.        Aclárate con agua fría. El cuero cabelludo y el pelo en general agradecen enormemente la acción del agua fría ya que tiene multitud de ventajas: ayuda a eliminar los residuos acumulados a lo largo del día, mejora la circulación sanguínea, aporta un brillo extra…
  3.        Constante hidratación en la playa. Esta tarea se vuelve complicada por la acción perenne de agentes como el sol, el cloro, la sal o el viento que actúan secando nuestro pelo. Sin embargo, para minimizar esos efectos basta con aplicar un tratamiento de hidratación antes de ir a la playa, desde la mitad del cabello hacia las puntas. La idea es dejar actuar el tratamiento todo el día, aunque lo ideal es volver a aplicarlo después de los baños en mar o piscina y solo retirarlo del todo en la ducha una vez hayamos terminado la jornada de playa.
  4.        No te peines con raya. El hecho de dejarte la raya en el pelo deja al descubierto y a merced de los rayos solares un pequeño camino de piel del cuero cabelludo que puede quemarse. No debemos olvidar que la piel de nuestra cabeza es una de las zonas más vulnerables de nuestro cuerpo y si dejamos al descubierto y sin protección esa pequeña línea serpenteante podemos provocar la aparición de una quemadura. De esta manera, ten mucho cuidado de evitar las rayas o no marcarlas demasiado.
  5.        Pelo recogido y cabeza a cubierto. En la medida de lo posible, bajo el sol y durante el baño, trata de mantener el pelo recogido ya que se mantendrá mucho más protegido del efecto de los rayos solares y de la sal del mar. Si, además incluyes un sombrero tipo pamela o visera la protección la multiplicas por 10.
  6.        ¡Sí al protector solar capilar! Del mismo modo que buscamos las mejores cremas corporales para proteger nuestra piel del sol, debemos hacer exactamente lo mismo con nuestro pelo. En el mercado puedes encontrar una enorme y variada gama de productos protectores del cabello tanto en espray como en crema o en aceite que te ayudará, no solo a generar un escudo frente al sol, sino que también aportará hidratación, brillo, fácil desenredado y un sinfín de ventajas añadidas.
  7.        ¡No al secador y las planchas! Con el calor que hace, no es necesario que uses el secador, ¡puedes secarlo al aire! Además de dejar de sufrir bajo el potente aire caliente, evitarás una buena dosis de castigo para tu cabello que ya bastante tiene con todo lo comentado en líneas anteriores. Y, en caso de que se tratara de un asunto de vida o muerte, siempre puedes secarlo a una temperatura media que lo dañará bastante menos.

 

Publicado el 24/06/2019 0 177

Dejar un comentarioDejar una respuesta

Debe estar logado para postear un comentario.
Anterior
Siguiente

Sin productos

Será determinado Envío
0,00 € Total

Comprar