7 consejos para combatir la mala circulación en verano

7 consejos para combatir la mala circulación en verano

La llegada del verano supone el aumento de la pesadez en las piernas que sufren una gran cantidad de mujeres. Esto es debido a diversos factores entre los que sobresalen los problemas de circulación. El efecto vasodilatador sobre las venas que acompaña la llegada de las altas temperaturas es el principal responsable, produciendo síntomas como hormigueos que están muy cerca de convertirse en dolor.

Así pues, el calor es un gran enemigo de la circulación sanguínea. Sin embargo, tal y como ocurre con el insomnio en verano que al final es posible vencerlo, hoy te ofrecemos siete consejos para luchar contra la mala circulación en los meses de mayor calor:

  •          Estilo de vida activo: La mala circulación se produce, principalmente, por llevar hábitos de vida sedentarios. Para evitarlo, debes andar (10.000 pasos diarios es lo mejor), ir al gimnasio, hacer ejercicio en casa o realizar actividades veraniegas como nadar. El hecho de mover las piernas, algo sencillo de hacer, puede aliviarte en gran medida.
  •          No permanecer de pie o sentado durante mucho tiempo: En estos dos casos, la mala circulación se acentúa pudiendo llegar a producir retención de líquidos que se pueden confundir con sobrepeso. En esta última situación, la cola de caballo, una planta con poderosos efectos diuréticos, puede ser una gran alíada. También es esencial cambiar de postura de vez en cuando y, si debes permanecer de pie, no te quedes parado, realiza pequeños paseos.
  •          Beber dos litros de agua: El agua mejora grandemente los síntomas de la mala circulación. 8 vasos de agua al día evitan la retención de líquidos en el organismo. Olvídate de las bebidas azucaradas y gaseosas que tienen el efecto contrario.
  •          Evita la ropa ajustada: Además de ser mucho más cómoda, la ropa ancha con tejidos transpirables como el algodón evitan la retención de líquidos y favorecen una circulación más fluida.
  •          Mantén piernas y pies en alto: Las piernas inclinadas hacia arriba es una manera de reposar en la que estas favoreciendo la correcta circulación de la sangre. Emplear un cojín o una almohada como base permitirá el regreso de la sangre al corazón. Si en tu día a día usas zapatos de tacón, esta es, sin duda la mejor postura para relajarte.
  •          Evita la exposición al sol de las piernas: Además de tener presentes los nutrientes que debes ingerir para tener una buena salud de tu piel desde el interior, es importante tener cuidado con tus piernas a la hora de tomar el sol en la playa o en la piscina. Los baños de sol no son aliados para la circulación. Mantenlas frescas y mojadas y realiza paseos por la orilla de la playa: es una excelente manera de favorecer tu circulación.
  •          Ojo con la alimentación: Evita todo lo que puedas la sal, fuente de retención de líquidos, opta por alimentos con altos poderes antioxidantes así como aquellos que cuenten con propiedades diuréticas o ácidos grasos polinsaturados. Deja la cafeína y los refrescos a un lado y controla el consumo de carne y grasas saturadas.
Publicado el 05/07/2019 0 240

Dejar un comentarioDejar una respuesta

Debe estar logado para postear un comentario.
Anterior
Siguiente

Sin productos

Será determinado Envío
0,00 € Total

Comprar