10 consejos para tratar el asma en verano

10 consejos para tratar el asma en verano

Si bien es cierto que con el frío el asma suele generar grandes problemas, la mezcla de calor, humedad y partículas de polvo presentes durante el verano juegan muy malas pasadas a las personas que padecen esta enfermedad.

Estos veranos que mezclan calor y humedad son propios de dos tipos de climas presentes en España:

  1.        Los climas pirenaicos, en los que la humedad perenne que acompaña a las abundantes precipitaciones se combina con el calor veraniego, las emanaciones de las plantas y la presencia constante del polen de las flores.
  2.        Los climas mediterráneos, en los que los protagonistas son el calor y el bochorno.

El aumento de calor provoca que nuestro organismo se esfuerce más a la hora de mantener una temperatura corporal normal y para ello debe echar mano del oxígeno, lo que dificulta exponencialmente la respiración para los pacientes con asma o EPOC.

Con el fin de respirar mejor y evitar las crisis en verano, hoy os traemos diez consejos para ayudarte a combatir los desagradables efectos del asma:

  1.        No dejes la medicación durante el verano: tus medicamentos deben acompañarte allá donde vayas; no te confíes por la ausencia del frío.
  2.        Bebe agua: mantenerte hidratado ayudará a tu cuerpo a mantener una temperatura corporal normal. 8 vasos de agua diarios es lo recomendable con independencia del nivel de actividad que tengas o de la sed. Eso sí, si practicas deporte o tienes una actividad diaria alta deberás aumentar la cantidad de agua.
  3.        Ropa ligera mejor: Trata de usar ropa holgada y transpirable, ya que esto también nos ayudará a mantener una temperatura corporal normal.
  4.        Evita salir a la calle en las horas de mayor calor: Busca lugares guarecidos del sol y con aire acondicionado. Puedes bajar la temperatura corporal con duchas de agua fría.
  5.        Sal antes o después del sol: Evita las horas fuertes del sol y, en el caso de que vayas en coche, trata de aparcar en zonas con sombra.
  6.        Ojo con la humedad: Aquellas zonas calurosas y húmedas dificultan en gran medida la respiración.
  7.        No hagas deporte en zonas muy contaminadas o con condiciones climatológicas adversas: Además de buscar un buen lugar donde hacer ejercicio, habla con tu médico acerca de la conveniencia de practicar deporte si padeces asma.
  8.        Mantente activo: Tener una vida sana, activa y equilibrada es clave para reducir las dificultades a la hora de respirar.
  9.        Busca alternativas para cumplir el paso anterior: Si las condiciones climáticas o el calor insoportable hacen obligatorio permanecer en el interior de una casa o zona climatizada, busca opciones paralelas para mantenerte activo.
  10.    Ten cerca un centro médico: Presta especial atención a las ubicaciones de los hospitales en el caso de que salgas de tu lugar habitual de residencia por vacaciones. Este punto es muy importante por si se presenta alguna urgencia y debes acudir a recibir ayuda profesional de emergencia.
Publicado el 26/07/2019 0 121

Dejar un comentarioDejar una respuesta

Debe estar logado para postear un comentario.
Anterior
Siguiente

Sin productos

Será determinado Envío
0,00 € Total

Comprar